El tiempo le dio la razón

.

26907704 1894906867217317 2267440509122818473 n

“El tiempo pone todo en su lugar” dice un refrán, y es totalmente aplicable a lo que pasó con Juan Pablo Cárdenas. Bastaron dos partidos, para que el tiempo le dé la razón, de que nunca se tendría que haber ido de Juventud Antoniana.

Quedó atrás el inicio de la actual temporada, cuando por decisión del ahora ex DT antoniano Víctor Nazareno Godoy con el respaldo (que luego de darían cuenta que fue un error avalar), Juan Pablo Cárdenas dejó de pertenecer al equipo de Lerma y San Luis. Godoy sumó en su momento a Luciano González, Juan Lovato y Adrián Reta, ninguno de ellos, pudo tapar la ausencia del capitán, ninguno tuvo la capacidad de ser referente, de marcar presencia en el campo de juego ni ordenar a sus compañeros. Pasaron los partidos y la gente extraño más y más a Cárdenas, la dirigencia se dio cuenta de su error e intentó inscribirlo en la lista de buena fe, pero Godoy no quiso hacerlo. El “Lobo” dejó la dirección técnica por los malos resultados y no lograr la clasificación, con él, se fueron aquellos defensores que no pudieron ser ni la sombra del “Chango”. El tiempo le dio la razón a Cárdenas, que nunca dio una declaración polémica, se fue por la puerta de atrás por malas decisiones, pero volvió para volver a vestir la camiseta antoniana.

El primer refuerzo fue el hoy capitán sin cinta, quien volvió como si nada hubiera pasado, como si jamás se hubiera ido de Juventud, ante Gimnasia fue el patrón de la defensa “Santa”, ordenando a sus compañeros, tirando su experiencia en el césped, como si el tiempo se hubiera detenido antes de la mala decisión de Godoy. Volvió Cárdenas a cumplir su sueño de retirarse con la banda azul, volvió el “Chango”, aunque parece, que nunca se hubiera ido.