Triunfazo sobre el final

. Básquet

Salta Basket vs Olimpico

 

En su segunda presentación en el Súper 20 de la Liga Nacional, Salta Basket logró una gran victoria ante Olímpico de Santiago del Estero. El partido terminó en un ajustado 59 a 57. 

Salta Básket se llevó un triunfazo sobre la chicarra en un partido parejo, que podría haber quedado para cualquiera. Goleo repartido, momentos de intensidad defensiva y una actitud avasallante fueron los ingredientes para quebrantar a Olímpico.

Los Infernales volvieron a ganar en condición de locales, en un partido de bajo goleo, poca eficiencia y mucha adrenalina. Los salteños mostraron más oficio que los visitantes y, en un cierre de juego que tuvo en vilo a todo el estadio, se llevaron el partido por 59 a 57, con una alley oop de Diego Gerbaudo para Quinnel Brown para el estallido a puro festejo.

Un final de película: a un minuto y medio de terminar, Pablo Espinoza capturó un rebote ofensivo y le devolvió la ventaja a los locales (55-54), ante lo cual Hernán Laginestra pidió tiempo muerto. Ricardo De Cecco, cual ajedrecista, volvió de ese minuto con Lucas Goldenberg para defender, decisión óptima ya que los visitantes malograron un tiro incómodo de tres puntos a manos de Rodney Green, quien sin embargo, a 35 segundos del final, recibió la quinta falta de Reginald Buckner y convirtió los dos tiros libres (55-56). Los salteños salieron de un nuevo tiempo muerto y ejecutaron un pick and roll central entre Diego Gerbaudo y Alejandro Zilli, quien recibió una dura falta de Green, que lo dejó tendido en el suelo por unos minutos hasta que finalmente fue reemplazado por Ricky Harris, que cambió los tiros libres por conversiones, devolviéndole la ventaja a Salta Básket a 26 segundos de la chicharra (57-56). Ofensiva embarrada, el salteño Emiliano Stucky disputa la bola a Williams; basurero, Green captura el esférico y recibe una falta dudosa, abucheada por todo el Delmi. Con un marco ensordecedor, falla uno de los libres y permite que Gerbaudo remonte la cancha y se la cuelgue en el aire para que Brown la entierre y selle el 59-57 final.  

En el primer tiempo el pleito fue de escaso goleo y con ráfagas de puntos para uno y otro que, en el balance, concluyeron con tanteador ajustado (24-23). Los Infernales se fueron al descanso con un pobre 8 de 34 de cancha, mientras que los visitantes no estuvieron mucho mejores, concluyeron 10 de 32. En tiros de tres, los salteños se fueron al descanso con dos conversiones sobre doce intentos, mientras que la visita no convirtió en diez lanzamientos.

Los primeros minutos del juego, Salta Básket empezó con mucha intensidad defensiva, aprovechando puntos en contragolpe y apostando con insistencia al pick and roll en el eje de cancha, con Gerbaudo y Buckner. Éste último arrancó marcando puntos cerca del aro y poniendo un tapón tremendo a Green.

Con el paso de los minutos, el pick and roll central se volvió predecible, los locales incurrieron en diversas pérdidas que provocaron que el conjunto santiagueño entre en juego. En ese primer cuarto fueron determinantes los aportes de Green, que cerró su planilla con siete puntos. Aquel período concluyó 18 a 11, luego de que Pablo Bruna se sacara la mufa del debut la semana pasada, cuando no anotó puntos. Reavivó la ganancia del pick and roll central, jugado con Zilli, anotó un triple desde la esquina y cerró con una bandeja sobre la chicharra.

En el segundo período, los Infernales iniciaron con una ráfaga de juego sólido en la media cancha que les permitió tomar una ventaja de 22 a 11. Los dirigidos por Laginestra cambiaron la actitud con los ingresos de Facundo Giorgi y el pibe Facundo Vázquez, quienes escudaron a Mauro Cosolito como principal amenaza en ataque. Descuidos defensivos de Salta Básket en la zona pintada y el despertar de Green, que había sido bien contenido por Goldenberg, bastaron para poner nuevamente en partido a los azabaches (terminó el primer parcial con 11 de los 23 puntos que marcó Olímpico).

Sobre el cierre, Gerbaudo reingresó junto a Pablo Espinoza, que si bien estuvo rengo con el aro (0/6), fue el máximo rebotero local con 6 tableros. Tras varios minutos sin convertir, el ex Atenas rompió la racha de los dirigidos por Ricardo De Cecco con una penetración en ataque estacionado. El primer tiempo acabó con un bombazo de Gerbaudo desde atrás de la mitad de cancha, que finalmente no fue válido.

El complemento se abrió con un Olímpico más enchufado, que empezó a forzar la defensa local metiendo el balón a la zona interior y poniendo en juego al pívot Justin Williams. En esos primeros minutos, Quinnel Brown se cargó la ofensiva infernal anotando seis puntos consecutivos. De Cecco hizo ajustes, probó con un esquema de doble base (Gerbaudo-Bruna), y apostó a dejar en cancha a Espinoza pese a que acumuló cuatro faltas.

El tercer período concluyó con Salta Básket arriba (46-42), gracias a buenas conexiones de poste alto poste bajo entre Espinoza y Zilli, primero con asistencia del chaqueño y después con pase gol del pívot. De vital importancia fue la lucidez que mostró Gerbaudo, quien además de anotar un triple clave, repartió asistencias para conversiones fáciles de sus compañeros.

El acto de clausura inició con unos azabaches más decididos, a pesar de estar erráticos consiguieron varios rebotes ofensivos que les permitieron segundas y hasta terceras oportunidades. La mayor parte del cuarto, los visitantes estuvieron arriba en el score, con aciertos ofensivos de Maximiliano Stanic, Cosolito y Giorgi, quien completó una jugada de falta y gol importante para poner arriba a los santiagueños por tres puntos a cuatro minutos del final (51-54).

De Cecco volvió a la fórmula del doble base, mandando al banco a Goldenberg, que venía cumpliendo una gran tarea defensiva con ayudas a sus compañeros y haciéndose cargo de neutralizar a Green. En un epílogo palo a palo, el conjunto local mostró más oficio y se quedó con su segunda victoria en el Súper 20.

Síntesis

Salta Básket (59): Diego Gergaudo (9), Rocky Harris (6), Alejandro Zilli (8), Iván Vicentín (-), Pablo Bruna (8), Pablo Espinoza (6), Rodrigo Haag (0), Lucas Goldenbert (3), Quinnel Brown (10), Reginald Buckner (9), Joaquín Cansobre (-), Emilio Stucky (0). DT: Ricardo De Cecco. AT: Leandro Hiriart y Ramiro Díaz Cuello. PF: Rafael Padilla.

Olímpico (57): Ramón Clemente (11), Justin Williams (7), Facundo Giorgi (3), Matías Bonavia (-), Maximiliano Stanic (7), Emilio Giménez (0), Luciano Ortíz (0), Rodney Green (20), Damián Tintorelli (2), Facundo Vázquez (0), Mauro Cosolito (7), Matías Bernardini (-). DT: Hernán Laginestra. AT: Damián Gamarra y Franco Cuchetti.   

Parciales: 1C: SB 18 – 11 OL; 2C: SB 24 – 23 OL; 3C: SB 46 – 42 OL; 4C: 13-15 (59-57).

Árbitros: Diego Rougier, Oscar Martinetto, Danilo Molina.

Estadio: Delmi (Salta capital).