La Hera del Globo

.

Festejo Huracán

El Club Atlético Central Norte, una vez más, se quedó al borde de un ascenso y esta vez el que lo eliminó en la final del torneo fue Huracán Las Heras. El equipo mendocino dio el gran golpe en el estadio Padre Ernesto Martearena y se quedó con el ascenso 4 del Federal B, ante la presencia de unos casi 16 mil salteños.
El “Globo” golpeó de entrada nomás y a los dos minutos del primer tiempo, el delantero Maximiliano Herrera abrió el marcador. En el complemento, a los once minutos, otra vez Huracán fue el que golpeó de entrada cuando el otro atacante, Cristian Lucero, aprovechó un grosero error de Lucas Rodríguez para poner el 2 a 0 con un remate de casi 40 metros.
Central Norte no tuvo una buena producción pero reaccionó con mucho corazón y descontó a veinte minutos del final a través de Matías Fernández y sobre la media hora lo empató por intermedio de Miguel Puntano. En los penales, Huracán se quedó con la victoria por 3 a 2 para quedarse así, con el ascenso al Federal A.

+ Crónica del partido
+ Ficha del partido

300px-Club-D

Esta es la cuarta vez que la institución azabache se queda al borde del objetivo de ascenso. En las tres anteriores no había podido superar la fase semifinal. Cabe recordar que la primera vez quedó eliminado con Atlético Mitre y las otras dos fueron con San Martín de Formosa.
Y en esta última oportunidad, el equipo de Pedro Rioja había logrado superar ese "karma" de las semifinales y con la chance de definir el partido de vuelta de la final con su gente tampoco pudo ser y de esta manera, quedó condenado a seguir en esta categoría en el año 2017, con el agravante de que esta vez no tendrá competencia hasta el segundo semestre del año venidero.

Mal arranque

El partido comenzó con Central Norte decidido a buscar el arco rival. Antes del minuto el local elaboró su primera jugada de ataque con Facundo Galarza superando la línea de mediocampistas del "Globo" y asistiendo a Emanuel Cáceres, quien intentó meter el primer desborde y centro por la banda derecha. Seguidamente, un minuto más tarde, tuvo la primera situación en la cabeza de Matías Ceballos, quien le había ganado la espalda al lateral Diego Pereyra y logró cabecear un centro alto de Matías Fernández, pero el arquero Franco Agüero volando sobre su palo derecho mandó la pelota al corner con un manotazo.
De ese primer tiro de esquina, vino el primer gran error de Central Norte en el partido. La defensa fue sorprendida con una contra letal de Huracán que tuvo a tres protagonistas principales, quienes se encargaron de elaborar una jugada perfecta y tan solo con tres toques la visita llegó al primer gol del partido.
Ceballos ejecutó un centro, la pelota dio en la cabeza de Federico Giusepponi y el balón le cayó afuera del área grande a Matías Guerra. De inmediato el armador de juego del Globo dominó y asistió a Julio Aguilar por derecha y éste se encargó de hacer gran parte de la obra maestra. El volante recorrió casi cincuenta metros con el balón, dejó desairado y en el piso a Nicolás Ayejes quien se había quedado atrás para hacer relevos y asistió como dice el manual, con un centro atrás a su compañero Maximiliano Herrera. El atacante llegó de frente al arco y con toda una defensa retrocediendo sin marcas fijas y tuvo el tiempo y espacio necesario para pensar adonde ubicar el balón.
Con esta jugada sobresaliente, tal vez la mejor jugada de la final, Huracán enmudeció al público que hasta ese momento disfrutaba de la fiesta de la previa y del inicio del encuentro y ese minuto motivador con dos aproximaciones "azabaches". En la primera jugada de ataque que tuvo el equipo dirigido por la dupla integrada por Gonzalo Torres y Daniel Giménez, la pelota pasó por los tres jugadores que iban a ser claves para todo el desarrollo posterior. Toda una señal para el desenlace que llegaría más adelante. Nada pudo hacer el arquero Lucas Rodríguez para evitar la primera caída de su arco porque el remate de Herrera fue esquinado, elevado y con la potencia necesaria para que la trauyectoria de la pelota no tuviera oposición alguna. Fue prácticamente un penal en movimiento y para casi todos los presentes el desenlace como un baldazo de agua helada.
   

Central Norte 2 - Huracán Las Heras 2 02 580

Arco cerrado

Tras el gol de la visita, Central Norte se desesperó y buscó el empate con mucho desorden; sus líneas no estuvieron del todo sincronizadas y esto hizo que pagaran las consecuencias sobre todo los dos volantes centrales Fernández y Galarza. Ni Cáceres ni Sueldo retrocedían lo suficiente y tenían problemas a sus espaldas por no ajustar las marcas. En contrapartida, Matías Guerra se movía bien y con mucha personalidad las pedía a todas y hacía jugar al resto, muy diferente a Ceballos quien no estuvo definitivamente en su tarde .
A todo esto, hay que decir que el gol le llevó mayor tranquilidad a los mendocinos, quienes comenzaron a hacer rotar la pelota usando todo el ancho del campo de juego y con buen criterio a la hora distribuirlo, siempre priorizando el juego al ras del piso. Sin embargo, a pesar del desorden, el que estuvo más cerca del gol fue el local. A lo largo de ese primer tiempo el "Cuervo" tuvo cuatro situaciones claras para lograr el empate. 
La primera, a los ocho minutos y fue una jugada elaborada por el sector derecho del ataque. Se juntaron Ceballos y Diego Sueldo y fue éste último quien pudo desbordar a Jorge Olmedo y meter un centro al segundo palo para que Emanuel Cáceres cabeceara cruzado; la pelota salió a un metro del palo opuesto. 
La segunda llegó a los veinte minutos y estuvo en los pies de Ceballos tras un desborde de Cáceres. El carrilero se escapó por la banda izquierda, superó en velocidad a Federico Giusepponi y metió un centro que cayó en los pies del 10 de Central pero este remató desviado teniendo de frente el arco. Muy parecida a la terminación de la jugada del gol de Huracán.
Tras esta jugada el técnico "azabache", Pedro Rioja decidió sacar de la cancha a Facundo Galarza y poner a Jorge Visintini para tener más gente en ofensiva. Como sucediera contra Almirante Brown de Lules, el volante central se retiró enojado por la variante. Rioja hizo lo mismo que con el equipo tucumano, retrocedió a Ceballos para que maneje desde la mitad de la cancha al equipo, puso a Visintini como volante por derecha y liberó a Sueldo para darle más compañía a Reyes.   
La tercera chance llegó de un tiro de esquina a los veintiocho minutos. Sueldo ejecutó el corner desde la derecha y Patricio Krupoviesa le ganó a la marca de Federico Martín y metió un cabezazo pero su remate fue al medio del arco y allí pudo controlar, en dos tiempos, el arquero Franco Agüero.
La última de esa etapa le quedó a Fabricio Reyes pero la pelota no le terminó de bajar nunca al pie y su remate se terminó yendo por arriba del travesaño.  

Central Norte 2 - Huracán Las Heras 2 00 580

Segundo golpe a la ilusión

El segundo tiempo comenzó del mismo modo que el primero con un Central Norte bien metido en el partido y manejando mucho mejor la pelota que su adversario. Las ganas que le puso Miguel Puntano al ataque de Central marcó el ritmo del partido en esos primeros primeros minutos  del complemento. Mejor acompañado Fabricio Reyes por el trabajo de Matías Fernández, Diego Sueldo y Emanuel Cáceres de a poco se preveía que podía llegar el empate. 
Pero nuevamente un error en defensa le dio la chance a Huracán de estirar la ventaja. Rodríguez se equivocó en la salida y le dejó la pelota a Cristian Lucero cerca de la mitad de la cancha y el delantero con el arco desguarnecido apuntó y marcó el segundo gol.

Lucero Gol 580 Ad

Parecía imposible dar vuelta el resultado después del 0-2 pero las ganas que le puso Central Norte en el tramo final del partido, le permitió llegar al descuento cuando restaban 20 minutos para el final. Matías Fernández encontró un rebote en el área chica y con mucho suspenso la pelota traspasó la línea y la ilusión de llegar al empate volvió a renacer.
Cinco minutos después, Miguel Puntano, tras asistencia de cabeza de Fabricio Reyes quedó mano a mano con Agüero y el delantero puso el global nuevamente igualado (4 a 4), obligando así a una definición desde los doce pasos.  

Con garra y corazón a los penales

A penales 580

Con el empate consumado, llegó el momento de la definición por penales y consecuentemente el tiempo de conocer al equipo que dejaría finalmente la divisional. 
Comenzó ejecutando, Huracán Las Heras, con el habitual ejecutante de los penales en el equipo lasherino. Cristian Lucero eligió el palo derecho de Lucas Rodríguez y el golero cuervo adivinó el palo y estirándose logró contener el remate. Seguidamente, llegó el turno de Matías Ceballos para Central Norte pero el arquero Franco Agüero también le contuvo el remate al mediocampista "cuervo" . 
El segundo penal para el "Globo" lo ejecutó un ex Central. El 10 de la visita, Matías Guerra, ejecutó bien su penal y Rodríguez adivinó el palo pero no pudo detenerlo. Para Central Norte, el segundo penal estuvo a cargo de Fabricio Reyes pero el goleador de la temporada dudó hasta último momento y su penal no fue bien pateado y el arquero Agüero atajó el segundo penal. Hasta aquí con dos penales pateados el resultado era 1 a 0 a favor de los mendocinos. 
Fernando Pistone marcó un tanto más para la visita y Patricio Krupoviesa hizo el suyo para dejar la serie 2 a 1 con tres penales por lado. 
El cuarto penal de los mendocinos fue el mejor pateado, porque fue al lado del palo derecho del "Gato" Rodríguez y lo hizo Gabriel Moyano, el único jugador que ingresó desde el banco de suplentes en el complemento. Para los locales, Jorge Ortega achicó el score y las cosas quedaron 3 a 2.  
Si Marcos Barrera metía el gol, el ascenso sería para Huracán pero su remate se fue desviado y con eso la chance de poder igualar la serie de cinco penales quedaba del lado de Central Norte.
Pero el quinto penal de Central Norte, a cargo de Diego Sueldo, fue el peor ejecutado de todos y la pelota se fue por arriba del travesaño. Esto desató la alegría y el festejo alocado de los jugadores lasherinos que por fin pudieron darle la alegría a su gente y sortear así estas instancias finales que lo venían amargando.
Por lo hecho por el equipo mendocino, que puso la pelota al pie y jugó al ras del piso y que se valió de la desesperación de su rival, el ascenso es merecido e indiscutible.
Central Norte no jugó bien, y debió salirse de su libreto habitual para con corazón llegar al empate y así forzar la definición por penales. Si bien no se puede negar que generó más chances y aproximaciones que Huracán, las mismas no fueron aprovechadas y la eficacia estuvo del lado del Globo.